Cargas inalámbricas en móviles: las tecnologías y potencias de Samsung, Xiaomi y el resto de fabricantes .

Los fabricantes de móviles tratan de lograr la mejor experiencia con una batería tanto por su capacidad como por la carga, y además de cierta competición en lograr la carga más rápida por cable también vamos teniendo cada vez más opciones en cuanto a la carga inalámbrica. De ahí que, ahora que hemos visto los principales lanzamientos de este año con bastante probabilidad, no esté de más repasar cómo van las cargas inalámbricas en los móviles.

Fue un sistema que en un principio no se extendió como otras opciones o tecnologías por los materiales, entre otros motivos, dado que no puede aplicarse en móviles de plástico. La extensión de las traseras de cristal ha permitido que esta carga llegue a móviles de más gamas y la mejora de la tecnología ha facilitado que existan diversas opciones, damos un repaso de las mismas.

Antes de empezar, cabe matizar el concepto de carga inalámbrica para evitar confusiones, como ya hicimos al recomendar cargadores inalámbricos. La carga inalámbrica es, de momento, una carga por contacto en la que hemos apoyar el teléfono sobre la base de carga, al menos antes de que la carga inalámbrica sin contacto aún no está lista para ser funcional y extenderse.

Hay, además, distintos estándares de carga inalámbrica, encontrando los siguientes:

* Carga Qi: el más popular. Este sistema recurre frecuencias bastante altas, lo cual al final exige que el móvil sea colocado en un determinado lugar para mejorar la eficiencia de la carga.

* PMA (o Airfuel): el segundo más popular. A diferencia del anterior, es menos exigente en cuanto al lugar de colocación del móvil porque permite campos electromagnéticos mayores (por lo que las superficies de caga pueden ser más amplias y soportar varios dispositivos cargando al mismo tiempo), pero es menos eficiente que Qi.

*Fast Wireless Charging: el sistema de carga inalámbrico desarrollado por Samsung. Un estándar compatible con sus smartphones de gama alta que también soportan Qi.

* Wattup y Cota: permiten cargar dispositivos hasta aa 5 y 10 metros de distancia respectivamente, aunque de momento no los vemos en dispositivos (y en el caso del segundo es extremadamente lento, sólo 1 vatio).

Adaptative Fast Charge de Samsung

Los surcoreanos empezaron más pronto con su apuesta por la carga sin cables con su Adaptative Fast Charge, pudiendo alcazar máximos de de 9V/2A a 18W según el fabricante, aunque en sus móviles vemos cargas de hasta 15W como en el Samsung Galaxy Note 10+. Lo llamativo no es tanto la potencia, sino que también soporte la carga inalámbrica inversa de 9W (PowerShare).

Carga inalámbrica de Huawei

De este fabricante conocemos la SuperCharge, su carga rápida que llega hasta los 55W siendo así de las más potentes actualmente (aunque disponible en el Huawei Mate X, los topes de gama actuales ya en el mercado llegan a 40W). Pero móviles como el Huawei P30 Pro disponen de carga inalámbrica de 15W, así como también de carga inversa.

Apple, Google y otros

Apple se hizo de rogar, pero la carga inalámbrica llegó a sus terminales. Por el momento sus cargadores permiten una carga de 7,5W, de modo que ofrecen el mínimo con respecto a su competencia.

Google, por su parte, ofrece hasta 10W de potencia con su cargador inalámbrico oficial. La misma potencia es la que ofrece Nokia y por su parte LG ofrece hasta 9W.

Razer también trabaja con carga Qi como los anteriores, pero en su Razer 2 Phone logra llegar a los 11,25W. ZTE también la incorpora en el ZTE Axon 10 Pro hasta 15W de carga inalámbrica.

Os dejamos una tabla resumen con todos los fabricantes que hemos reunido en el artículo y las potencias de sus tecnologías: